¿Cómo evaluar el aprendizaje en la educación a distancia?



Ya sea que realices clases online de manera sincrónica o asincrónica, o que lo llames aprendizaje a distancia o virtual, hoy en día, mientras el mundo de la educación se enfrenta al impacto de Covid-19, el gran desafío que tienes como docente es proporcionarles a los alumnos experiencias significativas a través de la enseñanza. Este tipo de aprendizaje es nuevo para muchos maestros, por lo que ha llevado a que la mayoría tenga que cambiar rápidamente sus prácticas. En este contexto de educación a distancia, una de las formas de evaluar a los alumnos, y la que consideramos más adecuada dada las circunstancias, es la evaluación formativa. La misma permite rever y ajustar lo ya planificado en base a cómo responden los alumnos. Es más cotidiana, ya que no espera el final del proceso y es desafiante pero posible, ya que a través de ella podremos verificar cuánto comprenden los alumnos sobre lo que se les va enseñando y, a la vez, proporcionarles comentarios significativos para mejorar.

Aquí les compartimos algunas ideas para considerar a la hora de evaluar de manera virtual: ¿QUÉ ES LA EVALUACIÓN FORMATIVA A DISTANCIA? La evaluación formativa es un proceso cuyo enfoque considera la evaluación como parte del trabajo cotidiano, la utiliza para orientar el proceso de enseñanza - aprendizaje y tomar decisiones oportunas que beneficien a los estudiantes. Es un proceso sistemático y continuo donde el docente va orientando al alumno y se va adaptando según las necesidades de los mismos. Estas prácticas de evaluación y enseñanza ayudan a identificar qué hay que mejorar y cómo, para así poder realizar una planificación de las clases más acertada. Es decir, se ponen en juego las habilidades para identificar fortalezas y debilidades en relación a cómo se aprende y cómo se resuelven los problemas. Con este proceso, se logra que los alumnos tengan una mejor comprensión de la clase. Hay muchas herramientas que puedes utilizar para verificar cuánto van comprendiendo los estudiantes e identificar sus fortalezas y debilidades. De todas maneras, lo principal es desarrollar rutinas y seleccionar de dos a cuatro herramientas que conozcas y que les resulten fáciles de usar. Alguna pueden ser: videollamadas, Google Slides (con el cual puedes crear presentaciones y editarlas, a su vez tus alumnos podrán colaborar en ellas y exponerlas donde quiera que estén y de forma gratuita), tests online, encuestas, entre otras. Estas te ayudarán a recopilar datos de tus alumnos y verificar cuánto van entendiendo de tus clases. Todas estas herramientas pedagógicas, se integran fácilmente a Blended para complementar la experiencia de educación a distancia. Guíe a sus alumnos: La evaluación formativa es un proceso contínuo, por lo que es muy importante guiar a los alumnos para que sepan qué es lo que deben hacer, qué es lo que deben enviar y cuándo tienen que hacerlo. Una buena opción puede ser pedirles que manden videos o fotos de su progreso (las capturas de pantalla también son una opción). A su vez, como manera para involucrar a los padres, puedes solicitarles que sean ellos quienes tomen estas fotos o vídeos, especialmente para los alumnos de jardín o primaria. Concéntrese en la retroalimentación: Una vez que verifique cuánto van comprendiendo sus alumnos, es importante que realice feedback sobre todo lo que ellos le van enviando. Como docente, puede proporcionarles comentarios escritos u orales a través de videos o notas de voz. Si está realizando clases sincrónicas, puede agrupar estudiantes en grupos separados para que se retroalimenten entre sí; pero recuerde que si lo hace, deberá guiarlos con reglas claras para que estos puedan dar a sus compañeros mejores devoluciones. Por otro lado, si su clase es asincrónica, los estudiantes van a tener más tiempo para publicar sus trabajos y realizar comentarios. Compruebe con detenimiento la comprensión de las clases: Toda la información que obtenga de la evaluación formativa es muy valiosa ya que le permitirá ajustar sobre la marcha la planificación de las lecciones y a la vez, poder conocer con mayor profundidad cómo y cuánto van aprendiendo los alumnos y dónde están ubicados con respecto a las clases. Este tipo de seguimiento es muy importante; como ya le comentamos puede utilizar herramientas como chats, notas de voz, videollamadas, entre otras, para seguir de cerca qué es lo que los estudiantes aprendieron, qué no y cómo van avanzando. Este tipo de evaluación le ayudará a proporcionar un mejor feedback y a guiar de mejor manera a sus alumnos. Además podrá identificar rápidamente quién necesita más apoyo, quién va más avanzado, quién necesita trabajar en grupo, quién prefiere la enseñanza asincrónica, quién la sincrónica y demás. Aproveche las conversaciones personales: Tener diálogo fluído con los estudiantes sigue siendo la forma más poderosa, significativa e importante para poder verificar cuánto van comprendiendo los alumnos, ya que en este contexto de enseñanza a distancia puedes correr el riesgo de perder estas conversaciones y estar más aislado. Una buena opción es realizar encuentros virtuales individuales con cada uno de ellos para poder evaluar cómo van avanzando y proporcionarles comentarios de una manera más real, más cercana. Las herramientas de video pueden aportar el elemento humano al proceso de evaluación, que se puede ver desdibujado por la distancia. Pregúntele a sus alumnos cómo se sienten: Además de comprobar el aprendizaje académico, asegúrese de comprobar el bienestar de los estudiantes y su experiencia en este tipo de enseñanza (a distancia). Las preguntas simples que puede ir haciendoles día a día, pueden ser: ¿Qué te parece que está funcionando bien en las clases online? ¿Qué no está funcionando bien? ¿Qué me recomendarías para mejorar/cambiar? Estas preguntas son cruciales, ya que esta forma de enseñanza es nueva para casi todos y, por lo tanto, requiere de reflexión y feedback continuo. Utilice la información que le brinda la evaluación: Por último, haga que todos los datos que recopiló de la evaluación formativa sean útiles y para esto, la mejor manera es utilizarlos para perfeccionar sus clases, ya que cuando examine los resultados va a descubrir qué necesita mejorar. Los mismos podrían develarle que una sesión síncrona no funcionó tan bien y, por lo tanto, es necesario ofrecer una enseñanza de una manera diferente; también podría descubrir cuáles son los estudiantes que necesitan más apoyo y recursos, o que solo un pequeño grupo de estudiantes se queda hasta el final de una clase sincrónica mientras el resto cierra la sesión; entre otros. Por ende, este tipo de evaluación le brindará ciertos datos que luego, como docente, podrá utilizar para dar mejor feedback a los alumnos, para mejorar su clase o para anticiparse y realizar una la planificación más acertada.

Made with ❤ by Blended

© 2020 Blended Education Inc., Todos los derechos reservados

  • YouTube - círculo blanco
  • Blanco Icono LinkedIn