Nuevas metodologías que todo docente debería conocer

Las nuevas metodologías de enseñanza están cambiando los entornos educativos en todo el mundo e impulsando mejores resultados académicos de los alumnos. Aquí compartimos algunas que todo docente del siglo XXI debería conocer.




FLIPPED CLASSROOM (AULA INVERTIDA):

Es una de las metodologías de enseñanza modernas que obtuvo más popularidad en los últimos años, en la cual el los elementos tradicionales de la lección impartida por el profesor se invierten, dado que los materiales educativos principales son estudiados por los propios alumnos en sus casas y, luego, se trabajan en el aula.


El principal objetivo de esta metodología es optimizar el tiempo en clase dedicándolo a atender las necesidades especiales de cada alumno y desarrollar proyectos cooperativos o trabajar por proyectos.


APRENDIZAJE BASADO EN PROYECTOS:

El aprendizaje basado en proyectos (ABP) permite a los alumnos adquirir conocimientos y competencias clave a través de la elaboración de proyectos que dan respuesta a problemas de la vida real.

Este tipo de enseñanza es la mejor garantía didáctica para una contribución eficaz al desarrollo de las competencias clave y al aprendizaje de los contenidos del currículo.

Al partir de un problema concreto y real, en lugar del modelo teórico y abstracto tradicional, son evidentes las mejoras en la capacidad de retener conocimiento por parte de los alumnos así como la oportunidad de desarrollar competencias complejas tales como el pensamiento crítico, la comunicación, la colaboración o la resolución de problemas.


APRENDIZAJE COOPERATIVO:

Se trata de una metodología que los maestros usan para agrupar a los estudiantes y, así, impactar en el aprendizaje de una manera positiva.

Los defensores de este modelo teorizan que trabajar en grupo mejora la atención, la implicación y la adquisición de conocimientos por parte de los alumnos, a la vez que, al ser el objetivo final siempre común, sólo puede lograrse si cada uno de los miembros realiza con éxito sus tareas.


Su principal característica es que se estructura en base a la formación de grupos de entre 3-6 personas, donde cada miembro tiene un rol determinado y para alcanzar los objetivos es necesario interactuar y trabajar de forma coordinada.


GAMIFICACIÓN:

La integración de mecánicas y dinámicas propias de juegos y videojuegos en entornos no lúdicos, o gamificación, se practica desde hace tiempo pero este fenómeno ha adquirido una dimensión sin precedentes recién en los últimos años y es una de las apuestas recurrentes de los expertos del sector cuando analizan las tendencias actuales y futuras de la industria EdTech.


Desde que, en los años 80, juegos con vocación internacional como la serie “Carmen Sandiego” o “Reader Rabbit” ganaron popularidad mundial, el desarrollo de títulos educativos dirigidos a alumnos y cursos específicos se ha multiplicado y se estima que esa inclusión siga ganando peso en el futuro.


APRENDIZAJE BASADO EN PROBLEMAS:

El aprendizaje basado en problemas es un proceso de aprendizaje cíclico compuesto de muchas etapas diferentes, que comienza por hacer preguntas y adquirir conocimientos que, a su vez, llevan a más preguntas en un ciclo creciente de complejidad.


Poner en práctica esta metodología no supone sólo el ejercicio de indagación por parte de los alumnos, sino, también, convertirlo en datos e información útil. De acuerdo con múltiples pedagogos, las cuatro grandes ventajas observadas con el uso de esta metodología son: (1) El desarrollo del pensamiento crítico y competencias creativas; (2) La mejora de las habilidades de resolución de problemas; (3) El aumento de la motivación; (4) Mejor capacidad de transferir conocimientos a nuevas situaciones.


DESIGN THINKING:

El Design Thinking (DT) – o pensamiento de diseño– nace de los diseñadores y su método para resolver problemas y satisfacer así las necesidades de sus clientes. Aplicado a la educación, este modelo permite identificar con mayor exactitud los problemas individuales de cada alumno y, además, generar en su experiencia educativa la creación y la innovación hacia la satisfacción de los demás, que luego se vuelve simbiótica.


APRENDIZAJE BASADO EN EL PENSAMIENTO (THINKING BASED LEARNING):

Uno de los aspectos más discutidos es la necesidad de enseñar a los alumnos a trabajar con la información que reciben en la escuela, para que aprendan a contextualizar, analizar, relacionar, argumentar; en definitiva, a convertir información en conocimiento.

Ese es el objetivo de esta metodología: desarrollar destrezas del pensamiento más allá de la memorización.


APRENDIZAJE BASADO EN COMPETENCIAS:

Todo aprendizaje tiene como objetivo la adquisición de conocimiento, el desarrollo de habilidades y la solidificación de hábitos de trabajo. El aprendizaje basado en competencias representa un conjunto de estrategias para lograr esta finalidad.

A través de herramientas de evaluación como las rúbricas, los maestros pueden impartir el currículo académico sin desviaciones del plan de estudios vigente pero enfocándolo de forma distinta, poniendo en práctica ejemplos reales y, así, transmitiendo a sus alumnos una dimensión más tangible de las lecciones.


Fuente:

8 metodologías que todo profesor del siglo XXI debería conocer. (September, 2018). Obtenido de: https://www.realinfluencers.es/2017/03/02/8-metodologias-profesor-siglo-xxi-deberia-conocer/


Made with ❤ by Blended

© 2020 Blended Education Inc., Todos los derechos reservados

  • YouTube - círculo blanco
  • Blanco Icono LinkedIn